La DONOVANOSIS

La DONOVANOSIS

La DONOVANOSIS

Una de las enfermedades genitales o infecciones bacterianas crónicas del área genital que se transmite principalmente por contacto sexual es el granuloma inguinal o, en otras palabras, la donovanosis, la úlcera granuloma genital, el granuloma inguinal genital. Esta enfermedad es altamente contagiosa, tiene desarrollo crónico y lentamente progresivo y fue detectado por primera vez en la India, en 1882, y más tarde, en 1905, el médico coronel Charles Donovan identificó los organismos intracelulares incriminados en la causa de la enfermedad.

Esta enfermedad se presenta principalmente en personas que viven en regiones de clima tropical y subtropical y es considerada una enfermedad relativamente rara. En los países europeos aparecen en menos casos; la mayoría de los casos fueron notificados en el Caribe, Sudáfrica, Nueva-Guinea, Brasil y África. Según las estadísticas parece ocurrir con más frecuencia en los hombres (10 veces más que en las mujeres), es más común en el caso de los homosexuales y menos común en los heterosexuales. La infección se transmite muy fácilmente de la persona enferma a la persona sana, a través de relaciones sexuales sin protección.

 

Síntomas. Después de la infección, el período de incubación del patógeno se desarrolla de una semana a 50 días. Los patógenos son llamados "cuerpos Donovan" y pueden aparecer junto con otras bacterias, incluyendo la bacteria Calymmatobacter granulomatis (de la que se conocen pocas informaciones), el virus VIH o las bacterias que causan sífilis o gonorrea.

Esta infección se manifiesta por úlceras a nivel de la superficie de la piel y también en las estructuras linfáticas que se encuentran en el área inguinal, perianal y genital. En los hombres tal infección puede afectar a todo el pene y la vulva en las mujeres.

Al principio, se puede constatar la presencia de una sola protuberancia en la piel, que se parece a un guisante. Luego ésta se hincha, se enrojece, no duele, pero, cuando se infecta, aparecen las ulceraciones y se instala en dolor. La respectiva área tiene una superficie lisa y los bordes irregulares. Poco a poco aumenta y se extiende sobre un área cada vez más grande de la piel. Las úlceras también pueden aparecer en o alrededor del canal anal.

En el área inguinal, debido a la infección y a la proliferación de la granulación de tejido se forma una especie de nódulos subcutáneos. En la vulva, pueden aparecer nódulos o pápulas sin dolor, con el tamaño aproximativo de 3 centímetros.

Sin tratamiento, la enfermedad empeora, la infección destruye el tejido genital, luego se extiende a otras áreas del cuerpo, llegando a los ganglios linfáticos, donde da lugar a infecciones del hígado.

 

Diagnóstico. El diagnóstico se realiza mediante un examen visual de las lesiones y por el análisis de los síntomas que la persona infectada acusa. Para estar seguro de que se trata de la donovanosis, el médico puede recomendar análisis adicionales, tales como:
-toma de muestras de la lesión para su análisis en el laboratorio;
-realización de una biopsia (tomar una muestra de tejido de las lesiones);
-para excluir el diagnóstico de la sífilis el médico tiene también disponible la variante de tomar una prueba de sangre. La donovanosis puede confundirse con la sífilis secundaria y, en los casos totalmente desafortunados, la infección por sífilis puede sobreponerse a la infección generadora de la donovanosis. Es decir, ¡dos enfermedades a precio de una sola!

 

Tratamiento. Generalmente, los médicos recomiendan la terapia con medicamentos a base de antibióticos. Estos se establecen de acuerdo a la condición del paciente, el tipo y gravedad de la infección, y la edad.

Los antibióticos y sulfonamidas se utilizan en forma de lociones y polvos. Estos se administran sólo después de que la zona lesionada ha sido completamente desinfectada.

Los medicamentos se administran sólo si el médico lo aconseja y bajo su supervisión. Es muy importante que el tratamiento se complete con suplementos vitamínicos y minerales para reforzar el sistema inmunológico del cuerpo. Por lo general, después del tratamiento con antibióticos, los resultados aparecen en una semana y, 3 - 5 semanas después, se produce la curación completa.