Las preguntas más frecuentes acerca de ser un Escort-masculino

Las preguntas más frecuentes acerca de ser un Escort-masculino

Las preguntas más frecuentes acerca de ser un Escort-masculino

“No es suficiente conquistar, debe aprender a seducir.”
(Voltaire)

Es absolutamente natural que, ante una tumultuosa controversia, así como suscita en todas partes del mundo lo erótico, se haga una serie de preguntas sobre la oportunidad, la rentabilidad o la “normalidad” de la decisión que ha tomado o va a tomar, con respecto a la idea de convertirse en un escort masculino. Por desgracia, muchas de las respuestas que puede estar buscando, incluso en el texto que está leyendo ahora, nunca se encontrarán en algún artículo, mucho menos, en este y, de hecho, en ningún otro lugar fuera de su conciencia.

Nadie puede contestar mejor y más claramente a sus confusiones internas que su experiencia personal, la concepción de la vida que ganó hasta su edad actual o la vocación que siente, para hacer algo que usted cree que le conviene.

Lo único que intentamos hacer con estas líneas es sugerir posibles maneras al final de las cuales será usted el que decidirá si está bien o no, si continúa o, por el contrario, tendrá que pararse.

Así que... he aquí algunas preguntas y respuestas, potenciales puntos de referencia relacionados con la decisión de actuar en esta industria:

 

¿Es una profesión rentable? Nadie elige a hacer algo sin un cierto interés. Si este interés se llama placer, pasión o beneficio, las opciones de las personas tienen claramente un resorte que las anima. Probablemente esto pasó incluso con su decisión de convertirse en un escort masculino.

O bien lo ha escuchado en alguna parte, o bien lo ha visto a alguien, o simplemente ha sentido que su sexualidad y sus deseos íntimos le permiten o favorecen la participación en esta profesión; en los tres casos, sin duda, en algún lugar en la esencia de esta motivación, se trató (directa o indirectamente), de alguna manera, también de dinero.

Porque, independientemente de lo mucho que se sienta atraído por la sensualidad del sexo opuesto, sin duda que usted imaginó también diferentes situaciones... que no se refieren a la idea de bonito y excitante.

Pero, si usted saltó rápidamente sobre estos destellos mentales menos seductores, es evidente que ha estado pensando también en... el dinero! Porque SÍ, en efecto, en esta profesión se gana lo suficiente como para pasar con relativa facilidad de los momentos que normalmente causarían estremecimientos de disgusto a cualquier otro hombre.

Desafortunadamente, la profesión de escort masculino puede ser practicada y tiene una alta rentabilidad hasta los 40 a 45 años, este intervalo dependiendo en gran medida también de cómo logra “conservarse” físicamente. Por lo tanto, mientras tenga alta rentabilidad financiera, sería indicado administrar sus ingresos con una gran disciplina. Si no sabe cómo invertir en otros negocios, debe por lo menos ahorrar para el resto de su vida, cuando, probablemente, sea capaz de trabajar, pero no con tanto éxito (especialmente financiero).

Si ha visto o verá a gente (independientemente de su sexo u orientación) que, después de una actividad intensa y lucrativa en esta área, ha entrado en decadencia a la vejez, luchando en una situación lamentable, sin dinero y viviendo a los márgenes de la sociedad, en una triste y atormentada negación de la realidad, debe entender que no el trabajo en sí tiene la culpa. No el hecho de que hayan trabajado como escorts los condujo en una situación de desesperación, sino que la mentalidad errónea y la falta de discernimiento, el desafío del “día de mañana”. En la cima del éxito, disfrutando sin mucho esfuerzo o restricción de la diversión, el placer o la locura del momento y recibiendo una constante adulación de los clientes, se olvidaron de que esto pasa sólo porque, de manera efímera, la naturaleza les dotó de algo que pueden ofrecer a cambio, gastando su dinero como si cada día fuera el último de su vida, pero, sobre todo, con la certeza de que, de todos modos, “mañana” llegarán otros... iguales en número... igual de fácil... para siempre.

Con el paso de los años, sin embargo, y el inevitable envejecimiento, con el desbordamiento de belleza de la que se han alimentado, muchos escorts conocen un final deplorable. Y usted debe saber que el desenlace digno de compasión no es específico sólo en este tipo de ocupación, sino para cualquier hombre que no entiende que vivir su vida “hoy” se refiere sólo a la parte psíquica y espiritual de la existencia. No por otra cosa, pero el día de mañana no es hoy... Y si nunca piensa en el futuro, para asegurarse desde el punto de vista financiero, le aseguramos que nadie más lo hará.

¡Recuerde! Cualquier cosa en este mundo, y sobre todo la depravación, tiene su precio. Es mejor no llegar en esta situación.

 

¿Es difícil al principio? Probablemente no hay ningún tipo de actividad o profesión en la que el principio no sea difícil. Por lo tanto, el erotismo sigue las mismas reglas, su inicio estando lleno de obstáculos y, especialmente, sucesos desagradables. Muchos abandonan sus planes adornados con sensualidad y sofisticación desde las primeras etapas, ya que la interacción con diversas clientas no es siempre una experiencia inolvidable o así como, probablemente, muchos han imaginado inicialmente: una historia con interiores de lujo, champán, buena música, conversaciones sofisticadas, ropa interior sexy...

Pero si logra encontrar la fuerza de carácter necesaria para superar las diversas pruebas específicas de los “primeros pasos”, con el tiempo, aprenderá cómo manejar este tipo de situaciones y, sobre todo... ¡evitarlas!

 

¿Qué debo hacer para ejercer esta ocupación a nivel profesional? Es muy difícil dar una respuesta única a esta pregunta, porque el trabajo de escolta y, especialmente, el escort masculino, es mucho más complejo y sofisticado que un simple deseo de ganar más dinero en una manera agradable y los detalles que condicionan su transformación en una actividad profesional en ningún caso son pocos en número.

Pero, tratemos de empezar con... el principio. En primer lugar, es obligatorio hacer una inversión. Una cantidad bastante significativa de dinero, que gaste sin ningún tipo de compromiso en favor de su imagen. La apariencia física es característica en esta profesión para atraer la clientela. Por lo tanto, su preocupación debe ser dirigida con predilección hacia este objetivo.

Nada de lo que significa belleza corporal (deporte, cosméticos, alimentación, etc.) y, luego, vestimenta o accesorios no debe dejarse al azar. Sólo así podrá dar, con el tiempo, a su enfoque inicial, el matiz de un negocio exclusivo. ¡Recuerde! En este trabajo, cada detalle es importante!

-El aspecto general. En primer lugar, debe saber que, para las mujeres, la actitud que usted tiene en ciertas situaciones, la manera de comportarse, la forma de hablar, los gestos... importan mucho más que su rendimiento sexual (que, desafortunadamente, algunos de ustedes se sienten tentados a exacerbar). Aunque la belleza masculina determina opiniones totalmente diferentes en casa representante del bello sexo, el atractivo sexual, la atracción erótica ejercida por los hombres en la mente femenina, parece limitarse sólo a unos pocos elementos sorprendentemente simples y paradójicamente, insospechados por la mayoría de los hombres.

-Coincidencia de la actitud del hombre con el estado de ánimo de la mujer. Tenga en cuenta que, en general, las mujeres eligen los hombres que responden a su estado de ánimo, en un momento determinado. Esto significa que, a primera vista, es muy difícil definir un “modelo” masculino, que pueda ser considerado una receta única para el éxito. Pero, si se intenta discernir lo que está más allá del comportamiento aparente de una mujer, si se logra “leer” su alma en el momento en el que está con ella, usted tiene todas las posibilidades de tener un éxito inesperado, al hacer concordar su actitud con la vibración de la mujer en causa. Si ella está triste, no trate de hacer bromas para entretenerla. Adopte un estado de ánimo parecido, jugando el papel del filósofo deprimido. Cuando ella es sonadora y se hace todo tipo de planes demenciales, no trate de despertarle a la realidad, diciéndole que sus fantasías son casi patéticas y no tienen cobertura en la realidad. Por el contrario. Apoye su imaginación... Si la contradice, no volverá muy rápidamente a la normalidad, porque significaría darle, de manera indirecta, razón. O eso es más difícil que suceda. Las únicas ideas a las cuales la mujer no se siente tentada a hacer oposición son las que le pertenecen. Así que es mejor dejarla que se dé cuenta de que está fantaseando. Se volverá a la normalidad con bastante rapidez. Si ella es alegre, usted se puede reír de boca grade. Juegue con ella, cuéntele chistes, bromas, incluso más “sucias”. No se le ocurra que, en esos momentos, le recuerde algo o que pueda ser preocupante. Usted será severamente castigado como “incompatible” desde el punto de vista espiritual.

-El modo de caminar seductor. Hay estudios psicológicos, bastante completos, que acreditan la idea que el modo de caminar “macho” tiene el don de inducir en la mente de una mujer una apreciable dosis de consideración e interés sexual. Suponiendo que la flexibilidad y la firmeza de los movimientos hacen que la gente parezca más joven y más vigorosa, las investigaciones realizadas revelaron que las mujeres aprecian ciertas maneras de caminar de los hombres, creyendo de manera subliminal que esa manera de caminar revela los atributos esencialmente masculinos de los que ellas se sienten atraídas.

-La voz fuerte, factor importante en la seducción de las mujeres. Como resultado de repetidas encuestas realizadas entre las mujeres, se concluyó que éstas están muy interesadas ​​por los hombres que tienen la voz fuerte, masculina... En su percepción, asimilan, de manera indirecta, la resonancia de barítono con la experiencia, la determinación y la confianza de sí mismo. Precisamente los atributos que les harían sentirse “protegidas”.

-Los hombres afeminados atraen a las mujeres. Parece que, en la actualidad, una gran mayoría de las mujeres prefieren a los hombres con rasgos ligeramente afeminados. Lo demuestran los resultados de unos estudios estadísticos recientes. Ojos angelicales, labios carnosos y pómulos delicados - estos rasgos son más preferidos que los modelos de la masculinidad tradicional, con las cejas rectas, mandíbula prominente y músculos bien formados.

-La inteligencia. La inteligencia puede ser muy encantadora para las mujeres, pero sólo cuando se utiliza para sorprender, hacer cosas inesperadas, concebir ideas divertidas o ilusorias, que les tengan a ellas en el centro de atención. Su educación y cultura son interesantes para una mujer, sólo si sirven a los intereses y metas de ella. De lo contrario, ¡son sólo aburridas!

-La atención. Tal vez más que recibir elogios o regalos, las mujeres quieren estar seguras de que están en el centro de su universo. Eso les da un extraordinario estado de seguridad y sabor de los momentos en los que están juntos y, si logra cumplir con este objetivo, sin duda se convertirá en una clienta fiel de los servicios que usted proporciona. Preste atención a sus gestos y anticipe cualquier posible necesidad que pueda tener. Si lo logra... estarán convencidas de que en su mente sólo existen ellas y eso es suficiente.

-La sexualidad. Las mujeres aman el sexo tanto como los hombres, pero a diferencia de éstos, ellas no hacen conocidas sus intenciones tan abiertamente, especialmente cuando están engañando. Para ellas, el sexo como “aventura” debe tener una motivación. ¡Un “porqué”! Nunca por gusto o por necesidad. ¡NO! Sólo porque... se sienten solas, abandonadas, no entendidas, porque se sienten defraudadas, porque no se les trata de manera romántica (como antes), porque el hombre que tienen al lado ya no les trae flores... En principio, el sexo (con un amante) debe ser una especie de fatalidad que no pueden evitar, “algo” provocado independientemente de su voluntad, exactamente por los a los que están engañando, y con cuya realización no habrían estado de acuerdo si... En pocas palabras, existe una causa que justifique su decisión, porque, de lo contrario, no habría sucedido nada... ¡nunca! Ellos, los hombres tienen la culpa. Las mujeres son “diferentes”. Por lo tanto, en intimidad, hay que apoyar de manera constante este sentimiento ingenuo, de la puridad femenina. Como más excusas encuentre, a causa de las cuales tienen el derecho a recurrir a sus servicios, más encantadas estarán y le considerarán no sólo un proveedor de placer, sino también un confidente con el que pueden confiar en sus momentos de desesperación. No hay que olvidar ni siquiera por un momento que, a diferencia de los hombres, que consideran la sexualidad una mera “liberación”, más minimalista, más agradable, las mujeres aceptan el sexo sólo si va acompañado de una historia.

-La clase. Si demuestra cierta clase y cultura, las mujeres le apreciarán incluso más allá del dormitorio y esta es una de las condiciones básicas para ser llamado también en otras ocasiones. Es indicado aprender algo sobre los vinos y las comidas, sobre recetas culinarias exóticas, moda, diseñadores y supermodelos que están en boga, nuevas fragancias, arte, historia e incluso sobre la arquitectura, el diseño o, principalmente, acerca de todo lo que pueda incluirse en el capítulo “¿sabía que?”. Los conocimientos variados y únicos asegurarán a las mujeres que están tratando con usted no sólo para satisfacer sus deseos carnales (aunque ésta es la verdad), sino porque usted es una buena compañía, un hombre erudito, que satisface también su lado espiritual “¡que ellas aprecian tanto!”.

-El sentido del humor. Es cierto que el humor puede considerarse un verdadero afrodisíaco para las mujeres. Si usted les puede hacer reír, todo va a funcionar sin problemas. Como lo hemos señalado antes, su principal problema es justificar el deseo sexual con cualquier excusa... y la risa es una buena solución, ya que les ayuda relajarse en una forma que puede parecer inocente, sin intenciones vulgares. “Ellas no quieren sólo sexo, sino también emociones, seducción, ternura...”.

-La apariencia. En cuanto a la apariencia general que quiere adoptar, deberá consultar con una serie de estilistas profesionales, para que les ofrezcan las mejores soluciones directamente relacionadas con su presencia física. De la manera en que usted corte o arregle su pelo a la línea de ropa que se le adapte.

-El pelo. El pelo debe estar en armonía con lo que expresan sus rasgos faciales, su cuerpo y, sobre todo, el tipo de ropa que lleva. De todos modos, es bueno hacerse un hábito de ir a la peluquería. Un cabello recortado regularmente dejará la impresión de pedantería y elegancia.

-La tez. Cuídela de forma profesional, es decir, sólo salones especializados y, de ninguna manera, lo asfixie con cremas o sueros de calidad dudosa.

-Los dientes. Los dientes blancos son siempre un arma secreta que usted tiene que poseer y usar con cada sonrisa. Además, antes de cualquier episodio erótico, cepíllese los dientes y refresque su aliento con un enjuague bucal o mentas.

-Los ojos y los párpados. Son los elementos fisonómicos más sensibles de su cara, que traicionarán inmediatamente las noches sin dormir. Desafortunadamente, la imagen de unos ojos cansados​​ tiene el don de reducir drásticamente el deseo sexual de una potencial clienta, ya que crea de manera subliminal la sensación de aburrimiento o la falta de participación.

-Las uñas. Son un detalle muy visible de sus manos y, a su vez, deben tener un aspecto muy cuidado. Cuando usted brinde una copa de vino o de champán, cuando ofrece una flor o un mechero, cuando acaricia y abraza con pasión, sus uñas serán el centro de atención y, créanos, tienen un papel imaginístico muy importante en la percepción de una mujer.

-La ropa Interior. En este capítulo, hay que acostumbrarse con la idea de que es una inversión absolutamente necesaria y permanente, que demostrará su eficacia en abundancia. Por lo tanto, visite periódicamente las tiendas especializadas y, en frente de sus estantes, lo único en que no hay que pensar es la economía.

-Los perfumes. No use perfumes o lociones después de afeitarse en exceso. Éstos tienen que ser un toque de discreta elegancia que le acompaña en el momento de la aproximación íntima (en público) o una brisa de sensualidad cuando su clienta descubre su cuerpo desnudo.

-La ropa. Independientemente de lo que decida usar desde el punto de vista de la vestimenta, dos cosas tienen que ser su ley: la limpieza y la apariencia ordenada. La ropa arrugada, sucia o con olor a sudor, independientemente de lo elegante que sea, dejará la desagradable impresión de negligencia y las mujeres son extremadamente sensibles, de manera crítica, por supuesto, en relación con estos detalles.

-Los accesorios. En ningún caso opte por cadenas gigantes, cruces u otros colgantes pesados ​​que dan la sensación de “bala de cañón” colgada por su cuello. Incluso si usted siente que estos accesorios tienen el don de prestarle un aire “duro” o “macho”, las mujeres no comparten la misma opinión.

-¡Vea los canales de moda o lea revistas de mujeres! Para poder entender mejor la psicología de las mujeres y también para tener temas comunes de discusión con ellas, usted debe estar al tanto con las informaciones más recientes en su campo de interés. Moda, cosméticos, perfumes, chismes, recetas para adelgazar, etc. Abra cualquier revista para mujeres y comprenderá inmediatamente lo que éstas quieren.

-Las fotos. Dicen que una imagen vale más que 1000 palabras y les aseguramos que así es. Razón por la cual es recomendable acudir a los servicios de un fotógrafo profesional para realizar un portafolio expresivo y bien hecho de fotos (técnica y artísticamente). Trate de ser original y no adopte las eternas y gastadas posiciones del “pensador” (con la barba en la palma) o “macho musculoso” (tenso como un pavo irritado). Asimismo, tampoco las imágenes de sus órganos genitales no son una opción feliz porque usted se dirige a una categoría de mujeres que claramente no quieren sentirse culpables por querer sexo y la elección de los perfiles que presentan este tipo de imágenes les pondría en dificultad con su propia conciencia. Las mujeres quieren creer o mentirse de la manera más agradable posible (a sí mismas)... que le busca sobre todo para revivir algunos sentimientos o sensaciones que consideran que les faltan. Trate de publicar imágenes de usted en posiciones normales, decentes, vestido elegantemente y posiblemente con una mímica facial que inspire su temperamento apasionado.

Tal vez después de haber leído todos estos consejos, sienta una cierta decepción... porque sí, tendrá que pasar cierto tiempo hasta que se convierta en lo que es un verdadero escort masculino profesional e, implícitamente, gane el dinero al que aspira. En ningún caso será fácil, sobre todo si quiere seguir una conducta elitista y refinada...

 

¿Es recomendable comenzar con una Agencia? Al principio, tiene demasiadas cosas que hacer como para darle tiempo a contestar a los teléfonos y a encontrar clientas. Así que... es cierto, al menos por un tiempo, es mucho mejor trabajar con una agencia que le asegure un número razonable de citas.

Por otra parte, las agencias ya han ganado una reputación con el paso del tiempo y presentan, ante las clientas, una importante cuota de confianza. Pero, tal vez, la mayor ventaja de esta opción es que usted puede obtener consejos muy útiles para su debut, de gente con experiencia, que gestionan escorts o practican esta profesión desde hace años. Al trabajar con las agencias, sus beneficios serán ligeramente más pequeños, ya que tendrá que ceder a su favor una cuota de sus ingresos, pero, por defecto, sus responsabilidades serán mucho más bajas.

 

¿Es recomendable desarrollar mi actividad en una ciudad más grande o más pequeña? Es cierto que, en la mayoría de los países, las personas se sienten atraídas por la idea de éxito en un ambiente desarrollado, donde hay tanto una mayor cantidad de población como de dinero. Pero la aglomeración de las grandes metrópolis significa, implícitamente, una competencia feroz, a veces muy cínica y agresiva, a la que usted tiene que hacer frente con esfuerzos considerables.

Por esta razón, hay situaciones en las que las ciudades menos importantes, menores, pero con un gran potencial turístico, proporcionan posibilidades de éxito algo más grandes, tanto a causa de la falta de competencia, como de la propensión del medio social específico del área por este tipo de “entretenimiento”.

De esta manera, a largo plazo, la idea de trabajar en una ciudad pequeña, con clientes estables y amistades que pueden evolucionar con tiempo con todos los lugareños, no es una mala idea. ¡Pero cuidado! Tales ciudades requerirán una calidad extrema y una conducta ejemplar, porque donde hay poca gente, las novedades circulan con rapidez y los chismes (en su mayoría malos) se extienden como hojas llevadas por el viento. Si usted no presta atención en la elección de las clientas y molesta a los más importantes hombres de la comunidad... en muy poco tiempo tendrá que cambiar de localidad.

 

¿Cuáles son las ventajas de ser independiente? Los escorts masculinos independientes son personas que, involucradas en esta actividad, prefieren tener su propio negocio, sin estar afiliado a ninguna agencia o persona intermedia. Todo el sistema de acciones que hacen que esta profesión sea posible y viable es iniciado y llevado a cabo exclusivamente por el emprendedor. Desde el enfoque publicitario hasta las conversaciones con las potenciales clientas, desde la elección del horario de trabajo hasta el transporte necesario para los posibles viajes, por no mencionar el servicio en sí, todo es la responsabilidad de una sola persona: usted.

Aunque parezca difícil y, al principio, así es, con el paso del tiempo y la experimentación de unas situaciones más o menos agradables, aumentará su capacidad de adaptarse a las realidades inminentes de este contexto y, a largo plazo, los resultados beneficiosos no tardarán en aparecer.

Lo que probablemente atrae a todos los hombres escort en la práctica independiente de esta profesión es principalmente la flexibilidad del horario de trabajo y, también, la posibilidad de correlacionar la tarifa de acuerdo con su propia apreciación y disponibilidad para las demandas de las diversas clientas.

El hecho de que puedan fijar las horas de trabajo exactamente cuando les da la gana, les da una sensación de confort indiscutible. Por otra parte, todo el dinero recibido como resultado de los servicios proporcionados se queda completamente en su bolsillo.

Generalmente, las clientas que eligen a un escort masculino independiente no lo hacen sólo por el sexo. Éstas quieren una compañía íntima que les entretenga también desde un punto de vista mental y, especialmente, que le haga frente a una conversación... y debe saber que exactamente estos detalles le diferenciarán de la gran masa de la competencia.

 

¿Cuáles son las desventajas de ser independiente? Al ser un escort masculino independiente, no tendrá a nadie que le ayude o apoye en todo lo relacionado con el mecanismo de este negocio. La inversión inicial, la publicidad tan diversa como posible, la presencia en los sitios web de perfil, las respuestas a los correos electrónicos, las sesiones de fotos relativamente periódicas, el mantenimiento físico, las visitas a la peluquería o a los salones de belleza, contestar al teléfono y, por último, pero no menos importante... las propias citas, todo esto será su propia responsabilidad.

Por desgracia, en esta versión (del “independiente”), el éxito y, sobre todo, los beneficios significativos llegarán sólo después de un período relativamente largo de tiempo, durante el cual, por experiencias propias (más o menos agradables), aprenderá a gestionar y mantener todos estos pequeños, pero importantes, componentes de su negocio. Renunciar a cualquiera de ellos retrasa demasiado o, incluso, cancela el éxito.

He aquí brevemente los aspectos un poco desagradables de la independencia, en la profesión de escort masculino:
-Tiene que hacerse solo el propio plan de marketing y publicidad.
-Tiene que pagar a un fotógrafo para realizar los portafolios de fotos profesionales.
-Debe saber cómo utilizar el ordenador y el Internet.
-Tiene que darse de alta en tantos sitios del perfil como posible.
-Debe responder rápidamente a los mensajes recibidos por correo electrónico.
-Debe encontrar, atraer y mantener solo a su clientela.
-Tiene que perder un intervalo relativamente importante para ampliar su red de conocidos.
-Si tiene su propio sitio web, es necesario invertir una cantidad bastante grande de dinero y gastar muchas horas en frente de la computadora para mantenerlo, actualizarlo constantemente y darlo a conocer al mayor número de usuarios.
-Debe asegurarse el transporte a los lugares donde se requieren sus servicios.
-Debe garantizar un sistema mínimo de seguridad.

Los aspectos mencionados más arriba no son necesariamente inconvenientes, ya que algunos hombres con más voluntad e iniciativa pueden percibirlos como verdaderos desafíos... Desafíos que, una vez superados, abren el camino para las ventajas y los ingresos significativamente mayores. Porque, es cierto, todos estos “problemas” hacen la diferencia entre lo que significa un trabajo como empleado o colaborados y un pequeño negocio rentable, por su propia cuenta.

 

¿Cuáles son los “secretos” más importante del sexo? En principio, los que creen que el sexo tiene muchos secretos, están equivocados. Los grandes secretos se refieren sólo a los métodos de llegar al sexo de una manera sensual y refinada. El acto erótico en sí es sólo un punto culminante.

El único detalle que hace que el sexo sea extraordinariamente interesante y agradable para todo el mundo es la ausencia de las normas y la implicación total, sin restricciones, sin falsa modestia, sin prejuicios ni vergüenza, en todo lo que significa la exploración de las sensaciones emocionales de la excitabilidad. Porque, de verdad, en el sexo, nada está prohibido, humillante, vergonzoso, indecente u objetable, siempre y cuando ambas partes comparten el verdadero deseo de pasar la frontera de todo tipo de curiosidades.

Para los escorts masculinos no el sexo es el objetivo principal que tendrán que cumplir para ser la mejor opción de las clientas, sino el preludio...

 

¿Cómo provocar la excitación a su clienta en un tiempo muy corto?

1.-Caliéntela tanto física como mentalmente: Antes de acudir a los métodos habituales de excitación de su pareja, debe “preparar el terreno”. No siempre es necesario tocar a una mujer para “calentarla”. A veces es suficiente deleitarla con un par de susurros, con unos buenos chistes, piropos dichos con sinceridad, con un juego erótico... o con una imagen ligeramente indecente un su cuerpo haciendo algunos sutiles movimientos de danza. Todo esto puede ser unos ingredientes exitosos en la pigmentación del preludio. Deberá hacer uso de su imaginación y alternar estas “recetas”, según el temperamento o la actitud de la clienta. Algunas mujeres son más románticas y tímidas, otras apasionadas e insaciables, muchas querrán ser poseídas incluso desde el ascensor... Será necesario que su instinto y la experiencia adquirida con el tiempo le conduzcan hacia las actitudes más adecuadas en este sentido.

2.-Sea directo: Otra forma de provocar la excitación de una mujer es tocarla de forma sencilla y directa. Tal vez con un poco de malicia...

Independientemente si usted prefiere hacerle sexo oral o estimularla manualmente, hay tres reglas de oro con respecto a la vagina de una mujer:

a)-No sea brutal: A diferencia de los hombres, las mujeres sienten el placer de una forma más delicada y más suave. Incluso si sus caricias son intensas, apretadas, apasionadas... deben tener una cierta inocencia, para transmitir esa sensación de protección, que las mujeres anhelan tanto.

b)-Utilice un ritmo cada vez más rápido: Si al principio los movimientos son más lentos y algo sensuales, como si mimara tanto su vagina como su clítoris, en un muy corto tiempo hay que acelerar el ritmo de los movimientos, no mucho, pero sensiblemente, para imprimir ese sentimiento “apasionado”. Si se le permite, incluso puede introducir uno o dos dedos en la vagina, con la palma orientada hacia arriba, de tal forma que el área del clítoris esté entre las puntas de sus dedos. En algún lugar, de la parte superior del interior de la vagina, sentirá un área semejante a una esponja más áspera, que hay que presionar de manera rítmica (pero con delicadeza); de esta forma observará signos inmediatos de la excitación en el rostro de la mujer o la frecuencia respiratoria que aumenta significativamente.

c)-Mucha saliva y susurros: La saliva es una de las mejores soluciones para la lubricación, especialmente en el caso de las vaginas que se humedecen más difícilmente. Además, mientras le haga cunnilingus, puede susurrarle varias preguntas sobre sus placeres íntimos, sus fantasías o incluso le puede sugerir susurrando diferentes cosas que podría hacer con usted.

d)-Caliente sus pies: Cada hombre debe saber que una mujer ama tener los pies calientes cuando está desnuda y se encuentra en la cama. Unos pies calientes les hace sentirse más cómodos, así que... trate de cumplir esta inocente necesidad. Lo que no sabía, sin embargo, es que, si tienen los pies calientes, las mujeres tendrán más disponibilidad de llegar fácilmente al orgasmo. Así que... si quiere envolverla en un ambiente romántico, sensual, puede darle un largo masaje, usando geles o aceites con sabor oriental. Seguro obtendrá resultados espectaculares, sobre todo si presta atención a la punta de los dedos y a las áreas de entre ellos.

 

¿Cómo llevar a una mujer al éxtasis? Para las mujeres, los orgasmos múltiples son como los caramelos: después de probar uno, quieren más. Son dulces, satisfactorios y adictivos. Estos orgasmos están disponibles para cualquier mujer, siempre y cuando esté abierta y realmente quiera obtenerlos.

-¡Cree el ambiente! ¡El confort es muy importante! Si usted no logra hacer que una mujer se relaje completamente, se sienta segura y envuelta en un ambiente tranquilo y relajante, será un poco decepcionado por los resultados, ya que el mecanismo de manifestación del erotismo femenino no funciona tan simple y sin pretensiones como el de los hombres. Todo debe pasar en una habitación bien ventilada, ordenada y la cama debe tener almohadas suaves y ropa de cama limpia. Evite la decoración de interiores en colores chillones y utilice una luz baja, caliente, para inducir una sensación de calma. Antes de tener relaciones sexuales con una mujer, es obligatorio ducharse, afeitarse y apagar su teléfono móvil. Para las mujeres, cualquier interrupción o desviación de la atención durante el acto erótico es catastrófica.

-¡Hable de manera agradable y no olvide hacerle piropos! Es muy importante expresar sus sentimientos, confirmar por todos los medios que es sexy y que le fascina. No debe sentir en ningún momento que usted lo hace solamente porque ella le paga... Hay que sincronizar los movimientos, las caricias o los gestos tiernos con palabras suaves de adulación.

-Descubra los secretos... Para llevar a una mujer en la situación de querer el orgasmo o los orgasmos, la clave del éxito es la comunicación. Hable con ella, descubra lo que quiere, lo que le gusta, cómo le gustaría ser abordada, tocada, acariciada, besada... En la mayoría de los casos, una mujer conoce sus puntos erógenos y le puede decir bastante preciso lo que le gusta y lo que no le gusta. Por supuesto, estas confesiones no se pueden obtener como durante un interrogatorio. Se necesita paciencia, diplomacia y una discusión cuidadosamente llevada, de tal forma que sus secretos se revelen con placer y gusto, de manera indirecta, casi intuida, como una cortina sacudida de manera suave por una ráfaga de viento... en primavera.

-¡No se apresure! Si quiere que la mujer llegue a orgasmos múltiples, es necesario trabajar un poco. Hay que acariciar todo su cuerpo, hablarle de manera sucia, hacerle cunnilingus. Si logra llevarla al orgasmo antes de la penetración, le será mucho más fácil conseguir los otros. ¡No se apresure! Si siente que usted se apresura o que está cansado, perderá todo lo que ha logrado hasta ese momento.

-¡No pare después del primero! Si inmediatamente después de que la mujer haya tenido un orgasmo, usted sigue acariciándola y hablando con ella, si le dice lo bien que se ve y lo hermosa que es cuando estalla de placer, estará ya muy cerca del segundo.

-¡Varíe todo! Mantenga la calma y siga excitándola, variando las posturas y el tipo de estimulación para evitar una rutina que pueda inhibirle o aburrirle. Si parece que pierde su interés, es necesario cambiar algo. No hay que olvidar que, inmediatamente después del orgasmo, el clítoris es muy sensible. Pase a otra zona erógena hasta que ella le indica que quiere ser tocada allí de nuevo.

Si ella dice “no”, eso significa que hay que pararse. Quizás en ese momento sólo quiere un orgasmo, está cansada o simplemente no quiere continuar. Sé paciente y los resultados serán satisfactorios para los dos.

 ¿Qué debo hacer con los esposos de las clientas que me sorprenden en la “acción”? Es uno de los momentos más desafortunados que puede enfrentar un escort masculino. Por lo general, lo mejor es mantener la calma, no contraatacar y, de ninguna forma, seguir con las tentaciones de responder con agresividad a la violencia verbal o física mostrada por el que le sorprendió en el acto. Usted debe entender que la situación en la que es el esposo es particularmente desagradable y sería beneficioso comunicarle en un tono conciliador que usted le entiende, que puede ponerse en su lugar y puede imaginarse cómo se siente, porque usted también es hombre... se encuentra allí sólo porque esto es su trabajo y, de ninguna forma, lo que pasó es algo personal.

Si la situación se agrava, debe llamar a las autoridades. Va a ser bastante desagradable contestar a las preguntas de éstas, pero es la única solución para evitar las consecuencias lamentables.