Las ventajas de las relaciones sexuales con un gigoló mayor

Las ventajas de las relaciones sexuales con un gigoló mayor

Las ventajas de las relaciones sexuales con un gigoló mayor

La edad no es definitoria con respecto a la habilidad de un hombre en términos de sexo. Los acompañantes masculinos jóvenes, hermosos, con músculos, suelen ser deseados por la mayoría de las clientas; pero cabe notar que los menos jóvenes, igual de hermosos y musculosos, están haciendo un trabajo excelente.

A pesar del miedo de las señoritas que el exterior de los hombres que han superado cierta edad deja todavía mucho que desear, éstos tienen una apariencia muy limpia (es justo su profesión que les obliga a ser presentables y tener en cuenta los consejos médicos), por lo que usted no debe dejarse engañada por la posible (pero no obligatoria) ausencia de los bíceps, si es usted vulnerable a estos “estímulos”.

Los caballeros con mucha experiencia en este campo también sobresalen en el capítulo “conducta”, ya que están familiarizados con todos los modales del mundo (en definitiva, podría optar por llevarlo a la fiesta que organizan en la oficina, como su futuro esposo, porque no le avergonzará).

La práctica es su carta maestra. La ventaja de haber pasado por muchas situaciones “profesionales”, se traduce en una ciencia extraordinaria de hacer frente, de manera individualizada, a las circunstancias en las que se encuentran. Lo que significa comodidad aumentada de la clienta.

Con respecto al sexo, usted no debe imaginarse terribles predicciones, cayendo presa en los clichés atribuibles a su edad avanzada. El sexo es genial.

Dicen que las cosas que se repiten indefinidamente se convierten en rutina, aburrimiento, falta de innovación. La repetición tiene, en cambio, también un efecto positivo: la mejora de las habilidades y la identificación de oportunidades interesantes para tratar el mismo problema.

¿Usted piensa que es dueña de la verdad absoluta en el amor físico? ¿Qué no le falta nada nuevo para aprender? Bueno, un amante con experiencia le puede “enseñar”, entre otras cosas, variaciones inusuales de las posiciones y de los “juegos” clásicos.

La única “desventaja” de los hombres mencionados más arriba está relacionada con la accesibilidad (en contra de las falsas opiniones que tienen pocas admiradoras), ya que los especialistas maduros no se pueden encontrar en cualquier parte, esperando decepcionados en alguna esquina. Son igual de buscados como los jóvenes. Por lo tanto, debe suscribirse con antelación para recibir un pedazo “maduro” de placer.

Otros beneficios de la aventura comprada, vivida al lado de un hombre “entrecano”:

Adaptabilidad al ritmo de la mujer. Los acompañantes masculinos saben cómo responder a cualquier necesidad que sienten sus clientas. Sin embargo, aquellos con mucha experiencia en la esfera del amor remunerado tienen una naturalidad especial cuando satisfacen las pretensiones de las princesas: el preludio tarda igual que un partido de tenis, la intensidad cultivada paso a paso, la atmósfera de luna de miel.

Eso no quiere decir que los guapetones con menos años de actividad fueran demasiado hiperactivos, desatentos a los detalles, pero la categoría superior (en cuanto al número de “primaveras”) tiene una paciencia fenomenal, gracias a la cual la mujer más difícil es tratada con la “dulzura” bien merecida. Con su mano mágica, los machos en cuestión desarman cualquier presencia “preciosa”, como si desactivaran una bomba, sólo para que, luego, la hagan explotar más fuerte.

Eso es... ¡la experiencia, señoras!

La experiencia. Hablando de la experiencia, ésta aporta consigo una gran ventaja, debido a las muchas ocasiones en las que estos hombres han demostrado sus habilidades. Y no sólo esto.

Es imposible que alguien pueda pasar tiempo valioso en la compañía de las “hembras”, sin que se le “peguen” algunas cosas. Importantes.

El hecho de haber entrado en contacto con diversas tipologías femeninas, con sus caprichos, fetiches, retenciones, frustraciones, placeres extremadamente diversos, forma una extraordinaria intuición a los individuos que han pasado por la vida. Y la interacción continua y, por supuesto, “intensa” con la multitud de las representantes del bello sexo, los convierte en finos conocedores de su psicología.

En presencia de un caballero de este tipo, usted tendrá la impresión de que todo funciona naturalmente, sin tener que dar muchas explicaciones acerca de sus deseos íntimos. Incluso puede ser que el “maestro” “adivine” sus pensamientos o que “lea” en su mirada el deseo de ser dominada, con las manos esposadas y devorada de manera sublime.

Sí, ellos pueden llegar a este nivel.

El descubrimiento de nuevas cosas. La siguiente ventaja de la lista que podemos intitular “por qué los señores están tan buenos” se refiere a las cosas inéditas que se pueden descubrir al lado de estos personajes tan carismáticos.

Los expertos que llevan mucha experiencia en este campo tienen una sabiduría superior, estando listos para transmitirla, a través de palabras y orgasmos, a sus beneficiarias directas.

La limitación inhibe la creatividad, mientras que correr de la limitación, la suscitará. ¿Cómo podrían haber resistido los más antiguos en la industria sin “afilarse” minuciosamente todos los sentidos?

Así que, lo único que le falta hacer es pasar a la acción con confianza. De una reunión de este tipo, saldrá con mínimo una revelación sensual y con la reinterpretación radical de la frase: “pasado de moda”.

La sensación de seguridad. El sentimiento de equilibrio caracteriza la dinámica entre la clienta y el macho experto (otro argumento a favor de los señores).

Por supuesto que las mujeres no buscan protección y refugio cuando van a ser amadas a cambio de una cantidad de dinero, pero ellas quieren ser “deshonradas” salvajemente por un hombre que sabe lo que hace, sin que tuerza la nariz por culpa de los 2 kilogramos adicional que la mujer tiene en los muslos o que insista firmemente que él quiere salir a tomar una cerveza con los chicos.

Pero el hecho de que están a disposición de un hombre experimentado les da el coraje para intentar situaciones originales y explorar sus fantasías más íntimas.

La idea de “desconocido” se siente de otra manera al lado de una persona dueña de sí misma, que emana confianza por cada uno de sus poros.

¿Por qué sucede esto? Debido a que la edad se asocia, involuntariamente, con la capacidad de gestionar correctamente ciertas situaciones, ya sean las crisis financieras, un incendio o... un romance comercial.

La especificación de que se trate favorece sobre todo a las principiantes timoratas, a las cuales una presencia “parental”, lista para agarrarlas de la mano y guiarlas suavemente hacia el éxtasis, les viene muy bien.

* * *

Si el mini-alegato expuesto anteriormente no le convenció de la rentabilidad de los episodios sexuales con un agente del placer oficialmente pasado de la primera juventud, lo único que le queda es comprobar la información de primera mano. ¡Tenga cuidado, sin embargo! Prepárese apropiadamente (física y espiritualmente), porque tendrá muchas sorpresas. Y querrá más y más...